6 ni la pestilencia que anda en tinieblas, ni la destrucción que hace estragos en medio del día.