11 El SEÑOR conoce los pensamientos del hombre, sabe que son sólo un soplo.