Salmos 37:23-24; Salmos 37:28; Salmos 37:31

23 Por el SEÑOR son ordenados los pasos del hombre, y el SEÑOR se deleita en su camino. 24 Cuando caiga, no quedará derribado, porque el SEÑOR sostiene su mano.
28 Porque el SEÑOR ama la justicia, y no abandona a sus santos; ellos son preservados para siempre, pero la descendencia de los impíos será exterminada.
31 La ley de su Dios está en su corazón; no vacilan sus pasos.