23 Por el SEÑOR son ordenados los pasos del hombre, y el SEÑOR se deleita en su camino.