10 Porque cualquiera que guarda toda la ley, pero tropieza en un punto, se ha hecho culpable de todos.