3 Y he aquí, cuando el ángel que hablaba conmigo salía, otro ángel le salió al encuentro,