1 Y acerca de las cosas espirituales, no quiero, hermanos, que las ignoréis