19 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero yace en maldad