20 y yo tiraré tres saetas hacia aquel lado, como ejercitándome al blanco