6 Y una gente destruía a la otra, y una ciudad a otra; porque Dios los conturbó con toda clase de calamidades