29 Así dijo el rey: No os engañe Ezequías, porque no os podrá librar de mi mano