39 Y el rey David deseó ver a Absalón; porque ya estaba consolado acerca de Amnón que había muerto