8 Bramando el león, ¿quién no temerá? Hablando el Señor DIOS, ¿quién no profetizará