16 Mas porque eres tibio, y no frío ni hirviente, yo te vomitaré de mi boca