12 No sé; mi alma me ha hecho devolver como los carros de Aminadab