13 que nos libró de la potestad de las tinieblas, y nos traspasó en el Reino de su amado Hijo