18 Maldito el que hiciere errar al ciego en el camino. Y dirá todo el pueblo: Amén