18 Y no os embriaguéis de vino, en lo cual hay disolución; mas sed llenos de Espíritu