17 Por tanto, no seáis imprudentes, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor