10 Por lo demás, hermanos míos, confortaos en el Señor, y en la potencia de su fortaleza