23 No hagáis junto a mí dioses de plata, ni dioses de oro os haréis