20 Dijo más: No podrás ver mi faz; porque no me verá hombre, y vivirá