31 El lino, pues, y la cebada fueron heridos; porque la cebada estaba ya espigada, y el lino en caña