17 Todas las manos serán descoyuntadas, y declinarán como aguas todas las rodillas