14 Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu projimo como a ti mismo