3 Toma, pues, ahora tus armas, tu aljaba y tu arco, y sal al campo, y cógeme caza