24 Y prevalecieron las aguas sobre la tierra ciento cincuenta días