35 Por eso dice también en otro lugar: No permitirás que tu Santo vea corrupción