49 Y la palabra del Señor era esparcida por toda aquella provincia