19 Por lo cual yo juzgo, que los que de los gentiles se convierten a Dios, no han de ser inquietados