26 Por tanto, yo os protesto el día de hoy, que yo soy limpio de la sangre de todos