17 Y los corderos serán apacentados según su costumbre; y extraños comerán las gruesas desamparadas