16 Porque los gobernadores de este pueblo son engañadores; y sus gobernados, perdidos