5 Y aun las ciervas en los campos parían, y dejaban la cría, porque no había hierba