13 Si tú preparares tu corazón, y extendieres a él tus manos