14 Me quebrantó de quebranto sobre quebranto; corrió contra mí como un gigante