20 Mi piel y mi carne se pegaron a mis huesos; y he escapado con la piel de mis dientes