28 haciendo venir delante de sí el clamor del pobre, y él oye el clamor de los necesitados