27 He aquí lo que hemos inquirido, lo cual es así: Oyelo, y juzga tú para contigo