23 y libradme de la mano del angustiador, y rescatadme del poder de los violentos