28 Ahora pues, si queréis, mirad en mí, y ved si mentiré delante de vosotros