19 ¿Hasta cuándo no me dejarás, ni me soltarás hasta que trague mi saliva