4 Y el SEÑOR le dijo: ¿Tanto te enojas