11 Porque sabía quién era el que lo entregaba; por eso dijo: No sois limpios todos