34 Pero yo no tomo el testimonio de hombre; sino digo estas cosas, para que vosotros seáis salvos