33 Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo