66 Tau: Persíguelos en tu furor, y quebrántalos de debajo de los cielos, oh SEÑOR