21 El que hiera algún animal, ha de restituirlo; mas el que hiere de muerte a un hombre, que muera