64 Y luego fue abierta su boca y su lengua, y habló bendiciendo a Dios