30 Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y hay primeros que serán postreros